jueves, febrero 26, 2009



FRUNCIENDO EL CEÑO.
Ya hace unos años, que la fuente de entretenimiento en mi vida es internet, por ello, la tv la veo poco. Ya no me sorprende para nada la "la caja tonta" y eso que se podría decir que tal aparato a contribuido más a mi educación que muchas asignaturas del BUP. Pero en uno de esos destellos en los que me siento delante de ella, va y veo el trailer de la última de Clint Eastwood.


He de decir, que Eastwood para mi y para muchos siempre será Harry Callahan, "Harry el Sucio" o el "bueno" de "El bueno el feo y el malo" como también el del poncho en "La muerte tenía un precio". Como flipo con su caliqueño encasquetado en sus labios en las producciones "spaguetti western". Como adoraba la violencia desencadenada del renegado "Dirty Harry" y su "make my day" ( "alégrame el día", para los de Cuenca ).Después de que el bueno de Clint paseara ese ceño fruncido como target por numerosos films, un buen día va y le da por hacer "Los puentes de Madison", película relamida, azucarada y almibarada donde se nos da una visión del amor tan obscena solo superada por "El diario de Noa" y las baladas de Michael Bolton. Donde está Harry? Y el ceño? Cuando se carga Meryl Streep con su Magnum?
Pues a joderse. Luego entendí que es que el hombre está mayor y más tarde recuperé la fé en él cuando vi que detrás de las cámaras podía hacer joyas como "Billion Dollar Baby", "Mystic River" y hasta un documental sobre el "Blues" que es la caña. Ganamos un gran director y un actor abuelete, pero... perdimos el ceño fruncido.
Pues a lo que iba; mirando la tv va y veo el trailer de su última película "Gran Torino". Ahí va!!! pero si vuelve a fruncir el ceño!!!! Pistola en mano y con pinta de querer matar a delincuentes!!!
Es la misma sensación que tienes como cuando te enteras que vuelven AC/DC ( tengo entrada, rabiad!!! ) o reponen "Fama", "Cheers" o "Campeones".
Cierto que un tío de 77 años con una Magnum 44 no es lo mismo que el Harry Callahan que le daba de hostias a "Scorpio", pero... la intención es lo que cuenta y el ceño fruncido también.
Gracias Sr. Eastwood por alegrarnos el día.


martes, febrero 17, 2009

ARITMIA

Hoy me he decidido a escribir sobre un problemática social muy acusada en la sociedad. Desde el alba de los tiempos, el hombre ha sido dotado de ciertas características instintivas; la supervivencia, la protección de los suyos, el sexo... y yo siempre he considerado que hay una cosa que se llama sentido del ritmo, que va muy implícita. Hablamos de ritmo cuando leemos, vemos una peli, una obra de teatro y sobretodo en el terreno musical... bien, dejémonos de monsergas: seguro que muchos de vosotros ha visto alguna vez en discotecas, pubs o bodorrios, al tipic@ individu@ que intenta bailar y no hay manera que lo haga a ritmo.

Antes de todo, quiero aclarar, que servidor no es un gran bailarín. Es más si alguna vez tengo la ocasión de bailar porque he bebido cierto líquido, lo hago gustoso, mal y de manera muy bizarra. Pero eso sí, sé seguir el ritmo. No hace falta haber estudiado en un conservatorio para seguir un ritmo con el pié, la cabeza o la cadera ( 1, 2, 1, 2... ). Pero el tío arrítmico es incapaz de hacerlo. Tú lo ves disfrutando como un loco, moviéndose hacia adelante y hacía atrás intentando imitar los mimics que ha visto en la tv. En el momento del estribillo canta la estrofa y en el momento de la estrofa canta el estribillo. Suelta una palmada cuando ve que algo no funciona, se para, mira alrededor, se mira los pies... y vuelve a empezar.

Lo peor es verlos bailar un bodriazo del rollo "No rompas más mi pobre corazón" o el "Follow the leader", donde se trata de bailar a modo coral. La escabechina está garantizada y los pisotones una realidad. Todo es muy lastimero y pierdes total fé en el instinto humano.

Yo me quedo embobado mirándolo. Me vienen ganas de invitarle a una cerveza y llevármelo a la barra para que me explique su vida con tal de no ver esa orgía de movimientos espasmódicos. Pero el colmo de todo, es que si intentáis no bailar a ritmo, os daréis cuenta de que es muy complicado. A mi me resulta imposible bailar sin respetar ciertos tempos y convenciones musicales. Para ello os muestro el estudio que hemos hecho en el trabajo mi socia y yo.

video

martes, febrero 10, 2009

INTERIOR
El otro día estaba en casa de una amiga hablando de ropa interior. Yo le conté que tenía unos calzoncillos de Spiderman a los que tenía mucho cariño, pero que al final murieron por agotamiento. La cara de mi amiga fue de asombro. Me dijo que si algún día se enrolla con tío y al bajarle los pantalones descubre la cara de Spiderman en el paquete se pira cagando leches.
Esto lo escribe un tío al que le gustan los calzoncillos de Spiderman. Y no tengo más porque no sé donde encontrarlos. Además tengo una basta colección de Slips y Boxers de Looney tunes ( Bugs Bunny, Pato Lucas, Silvestre... ). La verdad es que estas marcas tan "mainstream" son muy cómodas.


Pero claro, lo que dijo mi amiga, podría desvelar el porqué de muchas situaciones olvidables en mi vida.
Será cierto que a las mujeres y hombres, sean gays o lesbianas se les baja todo por llevar según que ropa interior? Es posible?
No sé... pero llevar a Spiderman en la delantera, yo lo definiría como "tener un estilazo que te cagas". Si llevara una esvástica o a Julian Muñoz, se entendería... pero a Spiderman? Carai! Yo me he tenido que enfrentar a "Hello Kity" y sucedáneos y no he interrumpido nada. Es más... apenas me fijo. Si llevara bragas de metal oxidado y un cilicio en el muslo, pues al igual me fijo... pero por una simple imagen?
Al fin y al cabo... que importa una simple imagen en la lencería? No es mejor fijarse en el interior, como dicen todas? Obsérvese el doble sentido de esta última frase, para troncharse, a que sí?

Me parece injusto y no tengo nada más que decir.
Aparte de aconsejaros que no compréis la mahonesa de marca Hacendado que venden en el Mercadona. Sabe a yogur.

viernes, febrero 06, 2009

DIOSSSSSSSSSSS!!!!

DAME FUERZAS PARA ORDENAR MIS CÓMICS.


( Y SI NO ME LAS DAS, QUERRÁ DECIR QUE NO EXISTES )