jueves, mayo 22, 2008

PESADILLA EN CHRIST STREET.

Como no sabía que escribir voy a narrar un sueñecito que tuve y a tirar de patilla como hacían ilustres como Dalí o Buñuel.

Situémonos:


Estaba yo en un descampado y va y se me aparece Jesucristo. Sí, sí, el de las estampitas, el de la camiseta de Axl Rose. El que cuelga de todas las iglesias como si fuera un póster de la Superpop, el hijo de Dios vamos!!!


Pues ahí estaba el bendito y detrás, toda una camarilla de gente vestida como de la época del nuevo Testamento. Romanos, apóstoles, centuriones, judíos, esclavos... así como todo el elenco de extras de Ben-hur o Els Pastorets de Mataró. Lo cierto es que todos me miraban a mi con cierto semblante de cabreo y delante tenia a Cristo con cara de macarrilla del Scorpia. La conversación iba así:


-Anda!!! Pero tu eres Jesucristo.

-Qué... te lo tragas ahora? Soy el hijo de Dios sí o no?

-.....

-Aaaaaah!!! ahora no dices nada eh? Que si me cago en Dios, que si la puta Virgen, que si yo soy ateo....

-Jopé, Jesús... como me iba a suponer yo que todo era verdad. Lo de la reduplicación de los panes y peces, lo de Lázaro, lo de la resurrección y ascensión... como que es difícil de creer.

-Pues ya ves, resucitado y vivito delante tuyo. Ahora no estás tan chulito, verdad Miquelete?

-No, no... oye, ya que estás aquí... Magdalena era puta de verdad?

-Calla hereje!!! ahora como castigo sufrirás todo lo que sufrí yo para salvar a los mamones desagradecidos como tú!!!

-Pero Dios no es misericordioso y perdona siempre?

-Anda! El listillo se ha leído la letra pequeña y todo!!! Tu pena será... quemarte vivo!!!

-Pues nada... a lo hecho pecho.

Y seguidamente un par de apóstoles empezaban a rociarme, con los líquidos esos de las barbacoas, por las piernas y me pegan fuego. Hasta les indico que no se dejen la parte de arriba que si no, no prende.

Lo más gracioso de todo es que Jesús me hablaba en un perfecto catalán de Reus y lo que más me preocupaba mientras me quemaba vivo era, como iba a salir a la calle con esas pintas, con las cejas quemadas y la piel al rojo.

Cuando me desperté, es evidente que me paré a reflexionar. Será esto un aviso divino? Debería empezar a creer?


Pues yo creo que no. Porque al fin y al cabo aunque se me presente Dios en persona, como que me daría igual lo que veo. Sigo sin estar de acuerdo en como lleva las cosas.

Lo diré siempre: el día del juicio final, apelo.

8 comentarios:

Sol solito dijo...

Joder...si sueñas que jesus te quema vivo, la verdad es que queda claro que de misericordioso nada..Besos

Daniel dijo...

Ja ja ja ja ja! Estupendo, no sé yo si se me apareciese el jipi este sería tan condescendiente. Igual acababa poseido por el espíritu Pulcinella y lo acabo quemando a él.

LIA dijo...

Yo lo único que sé es que el Día del Juicio Final estaré en la fiesta más concurrida. :-)

Un beso.

LIA

Belén dijo...

Pero que quieres decirme que Jesús es Axl Rose????

Que su padre nos pille confesados... JA!

Besos

Mentes sucias dijo...

jajajajajajajaja, que visión a Jesús hablando en catalán de Reus!!
Yo cuando llegue el día del juicio final, llegaré al día siguiente, jajaj, me pasa a menudo.
por curiosidad, que cenaste??
über.

Beth dijo...

¡joder! y yo pensaba que tenía sueños raros :P

Nos ha quedado claro que eres ateo jeje

mery dijo...

Vaya tela!!! xD

rosquilleta dijo...

jajajja
genial!!

que humor más curioso!!
jejeje.