miércoles, marzo 21, 2007

SOBRINOS
Creo recordar, que nunca he hablado de familiar alguno por este blog. Como no me apetece someter a juicio público al sector adulto de mi familia ( mafia, cosa nostra, camorra... ), lo haré con los dos peques de ella.
Sí señor, eso que veis posando un poco más arriba, son mis dos sobrinos; Jaume el mayor, Adrià el menor ( no confudundir con lo que cuelga de los hilos, que es una marioneta ).
Esto de ser tio no lo llevo mal. Ya hace 5 años que me estrené y solo he tenido que cambiar un pañal, que fué el dia que mi hermana tenia que hacer recados y no le quedaba nadie decente para cuidar de su vástago. Tuve que llamar a mi pareja de entonces para preguntarle donde coño iban las tiritas del pato donald del pañal, palante o patrás. Qué quereis, a mi los pañales me los cambiaban, yo no he puesto ni uno y ni en el BUP ni en el COU me dijeron ni papa.
Los nenes son divertidos, más que nada porque son más pequeños que yo y los puedo putear a mis anchas. El mayor ya se ha acabado por acostumbrar, pero el pequeño todavia no ha superado la bromita que le hago de que tiene la cifra 666 escondida entre los cabellos del craneo mientras lo miro con cara de sectario, tarareando la canción de Damien y le hago la foma de la cruz con los dedos. Je je, el pobre me chilla y repite con voz aguda... Nooooo, noooo vuuuuuull!!
De todas formas se lo pasan bien. Hasta nos hemos inventado un nuevo juego. Se llama motosierra. Y es tan tonto como que hago ver que tengo una motosierra imaginaria, la arranco imitando el zumbido y haciendo mímica los corto sacandoles las tripas. Y van diciendo: Cómete sus tripas, cómete su cabeza... angelitos, con poca cosa se les tiene contentos.
Lo raro, es que siendo yo titiritero y dedicarme sobretodo al público infantil, los títeres y tal les importan un bledo. Un dia vinieron a una de mis funciones y se quedaron igual, los muy mamones. Aún así, son divers. Sobretodo cuando se pelean. Me siento y los observo como se putean y es un espectáculo sin igual. Hasta estoy pensando en montar un ring y dejarlos a sus anchas con mis 2 gatas a ver que pasa. Tranquis, si logro hacerlo sin que se entere su madre lo grabo en video y lo cuelgo por aquí.
Pues, resumiendo, así son mis sobrinos y así es el tío Miquel. ¿Qué cuando voy a tener yo uno? Como no me haga hermafrodito, no lo acabo de ver.

PD- Por cierto, mi otra hermana espera otro crío. Ya van 3.








4 comentarios:

>>Alize dijo...

He de reconocer que los críos tienen su aquel. No tengo sobrinos ni por supuesto hijos, pero sí unos cuantos chavales -concretamente 24- de 1º y 2º de ESO de los que soy monitora.
Es un caos, porque yo soy mil veces más gamberra que ellos, y figúrate lo que me cuesta reñirles si en las acampadas y demás soy peor que ellos y las armo gordas... Pero es que a esa edad suya tan jodía me hacen tanta gracia...
Besicos de limón
P.D.: Yo también les gasto bromas estilo la tuya del 666 que, por cierto, me ha encantado :)

Anónimo dijo...

Amb un tiet com a tu...desprès puja una canalla! i un fill teu...uff seria...interesant
ets collonut!

rosquilleta dijo...

jajajaja, un blog buenísimo, me parto!!!
me pasaré mas por aqui..
un saludo y sigue escribiendo, que lo de tus primos se ha salido-!!

Pececillo dijo...

Sí, señor! eso es un tío! que enseñanzas las tuyas...admirable!. Sólo hay que ver la cara de tu sobri mayor, sancando la lengua mientras hace el gesto de suicidarse con el cuchillo del títere, sí, sí...
Por cierto, guapísimos los dos!